Arroz negro con leche de coco

¿Quién no comía cuando era niño arroz con leche? A mi me encantaba!! El aroma a canela, la textura cremosa, el sabor dulce…¡y lo bien que sentaba! En invierno calentito y en primavera y otoño a temperatura ambiente ¡era una merienda fabulosa!

La receta que te traigo hoy es una reinvención de ese clásico postre, pero en versión más saludable y más nutritiva: el arroz blanco se ha reemplazado por arroz negro, la leche de vaca por leche de coco y el azúcar por sirope de arroz. Y para potenciar el sabor y las propiedades nutricionales se le han añadido unas frutas secas (pasas e higos), que le dan un dulzor natural delicioso. Las especias y los aromas en cambio, se mantienen: la ramita de canela, la cáscara de limón y el clavo. Con estos ajustes conseguimos un postre supernutritivo, muy energético y sorprendente a la vista y al paladar!

Si no conocéis el arroz negro, os lo presento:

El arroz negro, es una variedad de grano conocida en la antigua China como “arroz prohibido” porque en esa época las cosechas de este grano eran requisadas por los nobles y no estaba permitido su uso por la gente más pobre. Los nobles pensaban que el arroz negro les alargaría la vida gracias a su valor nutricional y a sus propiedades antioxidantes y terapéuticas. Fue incluso considerado un afrodisíaco. Hoy se sabe que el arroz negro ayuda a mantener estables los niveles de glucosa en sangre, a reducir el colesterol y a combatir enfermedades cardíacas. Gracias a sus fibras, es muy digestivo y estimula el tránsito intestinal. Además posee un alto contenido en sales minerales y hierro. El tiempo de cocción del arroz negro es un poco superior al arroz integral, ya que debe cocer entre 45 y 55 minutos en 3 medidas de agua. Si se deja en remojo la noche anterior el tiempo de cocción será un poco menor y también la cantidad de agua.

Esta receta lleva además leche de coco.

La leche de coco consiste en la trituración de la carne de coco maduro, que acumula en su interior una pulpa aceitosa y tremendamente aromática de color blanco. Por cierto, por si no lo sabíais, el nombre de esta fruta tropical fue elegido por los exploradores españoles y portugueses que llegaron a América. Su forma, color y sus pelos cuando se secan les recordaba al popular personaje que asusta a los niños. De ahí su peculiar nombre.

La leche de coco es una bebida equilibrada con un alto contenido en nutrientes esenciales, en particular hidratos de carbono, proteinas y grasas, además de vitaminas y minerales. Tiene grasas saturadas, por eso no hay que abusar, pero consumido en moderación, es un alimento excelente y nos aporta a los platos una textura cremosa y un sabor inigualable.

Esta receta la preparé especialmente para un taller de cocina y nutrición sobre la Cocina de Invierno a que impartí en enero de 2017. De todos modos, es un plato que se puede comer tanto en invierno como en verano: en invierno apetece comerlo tibio y en verano bien fresquito. Tengo que decir que fue un rotundo éxito, así que os animo a hacerlo en casa. Si lo probáis ¡ya me contaréis!

RECETA

Arroz negro con leche de coco

Una reinterpretación del clásico arroz con leche en versión más saludabley más nutritiva. Hasta le hemos cambiado el color…

Raciones: 4
Tiempo de preparación: 15 minutos

INGREDIENTES
  • 250 gr. de arroz cocido negro
  • 1 bote de 400 ml. de leche de coco
  • 3 cucharadas de sirope de arroz
  • 1 ramita de canela
  • 1 clavo
  • Cáscara de limón
  • Un puñado de pasas
  • 4 higos turcos (secos)
  • Sal
PREPARACIÓN
  1. Corta los higos y en trocitos y resérvalos.
  2. Pon en una olla al fuego la leche de coco con la canela, el clavo y la cáscara de limón. Sin que llegue a hervir, cocina un par de minutos para que se desprendan los aromas.
  3. Añade la fruta seca y mezcla.
  4. Añade el arroz y un chorrito del agua de la cocción, si la tuvieras (le dará un color rosado más atractivo).
  5. Añade el sirope de arroz y una pizca de sal y cocina a fuego lento hasta que tenga una consistencia melosa (10 minutos aproximadamente).
  6. Deja reposar 10 minutos.
  7. Retira las especias y la cáscara de limón y sírvelo. Se puede decorar con coco rallado, unas bayas de goji o unas hojitas de menta fresca.
NOTAS

Para que sobre un poco de agua del arroz tendrás que echar un poco más de 3 medidas de agua al cocerlo.

En vez de pasas e higos se pueden utilizar dátiles, arándanos, etc.

¿TE HA GUSTADO ESTA RECETA?

Suscríbete a TEDEKOKO y recibe periódicamente recetas, consejos sobre nutrición, las fechas de mis próximas actividades y mucho más


La finalidad de este formulario es poder enviarte más información, contenidos y recursos relacionados con la alimentación y el estilo de vida saludable, incluyendo talleres, cursos y/o cualquier otra actividad que pueda realizar. La base de legitimación es tu consentimiento, debes saber que los datos que nos facilitas serán almacenados en Mailchimp, ubicada en EEUU y acogida el EU Privacy Shield y el responsable de su tratamiento es Elena Molina López. Consulta mi política de privacidad para conocer más información, así como tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y objeción.

Imprimir
No hay comentarios

Enviar un comentario

Uso de cookies

Bienvenido/a, estás en TEDEKOKO. Esta página web utiliza cookies para que tu visita sea perfecta. Si continúas navegando estarás dando tu consentimiento al uso de dichas cookies. Consulta aquí nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies