Compota de calabaza

Las pasadas Navidades mi madre me trajo la mitad de una calabaza de la variedad Moscada de Provenza que a ella le habían regalado. La calabaza en cuestión pesaba, atención ¡cuatro kilos! Casi más que mi gato… Fue un regalo de un amigo que tiene un huerto en Cuenca. Bendito regalo porque resultó ser la calabaza más dulce que había probado en mi vida. Con tan enorme calabaza, como os podéis imaginar, hice todo tipo de platos, incluyendo cremas, guisos y esta compota tan absolutamente deliciosa que aquí os presento.

La calabaza es un alimento excepcional. En la receta la crema de calabaza, boniato y lentejas rojas, ya os conté sus extraordinarias propiedades. La variedad Moscada de Provenza es ideal para postres. Su carne es firme, de color naranja intenso y tiene un ligero aroma a castañas. Sus semillas son grandotas y se conserva durante muchos meses. Además resulta muy decorativa en casa. Yo tengo siempre alguna calabaza en la librería o en algún rincón del comedor.

Por tanto, si consigues una buena calabaza, no lo dudes, prueba esta receta tan sencilla y deliciosa. Te saldrá un paté dulce que luego podrás comer con tostadas, creps, bizcochos…o ¡a cucharadas! Te garantizo que si la pruebas, no podrás parar 😉

RECETA

Compota de calabaza

Una compota deliciosa para comer con unas tostadas o creps…o simplemente ¡para comer a cucharadas!

Raciones: 2
Tiempo de preparación: 25 minutos

INGREDIENTES
  • 1/4 de calabaza
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • Un trozo de jengibre fresco
  • Una pizca de sal
  • Vainilla
PREPARACIÓN
  1. Retira la corteza de la calabaza y córtala a cuadros.
  2. Echa el aceite de coco en una olla y cuando esté líquido, echa la calabaza, una pizca de sal y saltear unos minutos hasta que empiece a soltar el jugo.
  3. Pela el jengibre y rállalo con un rallador fino. Con la mano exprime el jengibre rallado sobre la calabaza (saldrán unas gotas, con eso es suficiente porque es muy concentrado).
  4. Añade un poco de agua (tiene que cubrir apenas el fondo) y baja el fuego. Cuece la calabaza durante unos 20 o 25 minutos con la tapa cerrada o hasta que la calabaza esté muy blandita.
  5. Chafa la calabaza con un tenedor y añade tres o cuatro gotas de vainilla.
NOTAS

La mejor variedad de calabaza para hacer esta crema es la Moscada de Provenza. Si no puedes utilizar esta variedad, asegúrate de que la calabaza que utilizas es lo bastante dulce, pues esta compota no lleva ningún azúcar añadido.

¿TE HA GUSTADO ESTA RECETA?

Suscríbete a TEDEKOKO y recibe periódicamente recetas, consejos sobre nutrición, las fechas de mis próximas actividades y mucho más


La finalidad de este formulario es poder enviarte más información, contenidos y recursos relacionados con la alimentación y el estilo de vida saludable, incluyendo talleres, cursos y/o cualquier otra actividad que pueda realizar. La base de legitimación es tu consentimiento, debes saber que los datos que nos facilitas serán almacenados en Mailchimp, ubicada en EEUU y acogida el EU Privacy Shield y el responsable de su tratamiento es Elena Molina López. Consulta mi política de privacidad para conocer más información, así como tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y objeción.

Imprimir
No hay comentarios

Enviar un comentario

Uso de cookies

Bienvenido/a, estás en TEDEKOKO. Esta página web utiliza cookies para que tu visita sea perfecta. Si continúas navegando estarás dando tu consentimiento al uso de dichas cookies. Consulta aquí nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies