Crema de calabaza, boniato y lentejas rojas

Ésta es una receta muy especial para mi porque es uno de los platos del menú que preparé para un evento que organicé el mismo día en el lancé mi blog. El plato (bueno, y todo el menú) fue un éxito, por lo que te puedo garantizar que si lo pruebas (y es muy fácil de preparar) te encantará, a ti y a toda tu familia.

Este plato es uno de ésos que yo llamo “todoterreno”, pues tanto lo puedes preparar cualquier día solo para ti y tu familia, como servirlo en una ocasión especial, como yo hice. La textura cremosa, la combinación de sabores y el toque exótico del curry harán que sea un plato para recordar. Además, es económico, saludable, digestivo y muy rápido de preparar y una manera deliciosa de comer legumbres.

Permíteme ahora que te presente en unas pocas líneas al trío calabaza + boniato + lentejas:

La calabaza es una hortaliza que, además de tener un sabor dulce delicioso, proporciona numerosos beneficios para cuidar la salud. Tiene un alto contenido en vitaminas (en concreto A, B y C ) y en minerales (cobalto, boro, zinc, calcio, magnesio, hierro y potasio), regula el azúcar en sangre, tiene propiedades depurativas y es rica en antioxidantes. Además, la calabaza contiene betacarotenos, los cuales ayudan a mantener la salud del sistema cardiovascular, la piel y la visión, así como mucílagos, que poseen una acción suavizante y protectora de la mucosa del estómago, por lo que está especialmente indicada en casos de acidez de estómago, digestiones difíciles y gastritis. Aunque se recoge en otoño, se conserva bien durante muchos meses, por lo que se puede (y, de hecho, conviene) consumirla prácticamente todo el año. Existen muchas variedades y su uso en la cocina es múltiple: se puede incorporar a cremas y/o sopas, estofados, creps, bizcochos, postres…incluso se puede consumir en forma de compota dulce.

El boniato, por su parte, es un tubérculo de sabor igualmente dulce. También se denomina batata o camote. Existen muchas variedades, pero la más común en España es la de piel roja y pulpa naranja. Como la calabaza, se puede preparar en cremas, sopas, purés…se puede asar al horno (como de hecho es típico en muchos lugares para el día de todos los Santos) y freír como si fueran patatas. Si no habéis probado aún las chips de boniato (ya sean fritas o al horno) os animo a hacerlo ¡están deliciosas! Por lo que respecta a su valor nutricional, es una excelente fuente de energía, muy nutritiva y de fácil digestión. Ayuda a equilibrar el nivel de azúcar en sangre y también es rica en betacarotenos. Además, por su contenido en vitamina A, ayuda a aumentar las defensas, por lo que es ideal en otoño y en las épocas de frío.

Finalmente, las lentejas rojas son lentejas de tamaño similar a las lentejas pardinas, pero desprovistas de piel, por lo que resultan ideales para todas aquellas personas que tienen problemas para digerir las legumbres. Como todas las lentejas, constituyen una fuente de hierro, zinc, selenio, hidratos de carbono, proteínas y vitamina B1, así como de fósforo, manganeso y ácido fólico. Las lentejas rojas, a diferencia de otro tipo de lentejas, no necesitan de ser puestas a remojo en agua antes de cocerlas, basta con lavarlas en agua fría y ponerlas a cocer de diez a quince minutos. Una vez cocidas, al no tener piel, se deshacen, por lo que resultan ideales para esta cremas, purés o sopas.

Por último, el plato lleva un poco de miso, no solo por el extraordinario valor nutricional de este fermento, sino también para compensar el sabor dulce de los ingredientes básicos de la receta, así como un poco de curry para darle un toque exótico y divertido (¡eso que nunca falté!).

En fin, espero que te guste y que te lances a hacerla…

RECETA

Crema de calabaza, boniatos y lentejas rojas

Una crema ideal para tu día a día pero también para ocasiones especiales.

Raciones: 4
Tiempo de preparación: 20 minutos

INGREDIENTES
  • 1/4 de calabaza (aproximadamente 500 g)
  • 1 cebolla
  • 1 boniato
  • 4 puñados de lentejas rojas
  • 2 ½ vasos de agua
  • 1 cucharada de miso
  • Sal
  • Curry
PREPARACIÓN
  1. Trocea la cebolla en plumas y la calabaza en cuadrados. Pela el boniato y déjalo en un bol con agua para que no se oxide.
  2. En una olla grande, saltea la cebolla durante unos minutos en aceite de oliva o sésamo con una pizca de sal.
  3. Cuando la cebolla esté transparente, añade la calabaza y rectifica la sal. Saltea durante un par de minutos para que empiece a sudar.
  4. Añade el boniato en trozos y da unas vueltas. Rectifica la sal.
  5. Añade el agua y las lentejas.
  6. Baja el fuego y deja cocer durante 15 minutos.
  7. Retira la olla del fuego, añade la pasta de miso, tritúralo todo bien y añade una pizca de curry (al gusto).
  8. Sirve con semillas y/o chips de col kale y/o brotes de alfalfa por encima.
NOTAS

Esta receta queda ideal si la acompañas con “papadum” de comino, una especie de obleas redondas hechas de harina de lentejas y especias aromáticas.

¿TE HA GUSTADO ESTA RECETA?

Suscríbete a TEDEKOKO y recibe periódicamente recetas, consejos sobre nutrición, las fechas de mis próximas actividades y mucho más


La finalidad de este formulario es poder enviarte más información, contenidos y recursos relacionados con la alimentación y el estilo de vida saludable, incluyendo talleres, cursos y/o cualquier otra actividad que pueda realizar. La base de legitimación es tu consentimiento, debes saber que los datos que nos facilitas serán almacenados en Mailchimp, ubicada en EEUU y acogida el EU Privacy Shield y el responsable de su tratamiento es Elena Molina López. Consulta mi política de privacidad para conocer más información, así como tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y objeción.

Imprimir
No hay comentarios

Enviar un comentario

Uso de cookies

Bienvenido/a, estás en TEDEKOKO. Esta página web utiliza cookies para que tu visita sea perfecta. Si continúas navegando estarás dando tu consentimiento al uso de dichas cookies. Consulta aquí nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies