Creps de harina de garbanzo rellenos

La harina de garbanzo no se conoce mucho en España pero lo cierto es que es deliciosa y muy nutritiva. Yo la utilizo sobretodo para hacer croquetas, rebozados y también para hacer estos creps rellenos de verduras que aquí os presento.

Al obtenerse de una legumbre, la harina de garbanzo es muy saludable y no tiene gluten. A diferencia de otras harinas más procesadas, la harina de garbanzo es rica en proteina, minerales (como el hierro), vitaminas (principalmente del grupo B) y fibra y apenas tiene grasa. Además mantiene estables los niveles de glucosa en sangre. Por eso resulta especialmente interesante para deportistas y para personas que deben vigilar su peso, aunque realmente es recomendable para todo el mundo. La harina de garbanzo no solo es tremendamente saludable, sino que además tiene un sabor delicado y es muy aromática, por lo que da un toque muy especial a los platos.

La harina de garbanzo no solo sustituye perfectamente la harina de trigo para preparar pan, empanadas y creps, sino que además es un excelente sustituto del huevo cuando se mezcla con agua por su color amarillento y su textura esponjosa. Si no la has probado nunca atrévete a hacerlo ¡razones no te faltan!

La receta que aquí os dejo es solo un ejemplo de las múltiples versiones que puedes crear de este plato. Puedes rellenar los creps con un pisto de verduras, con brocoli y crema de almendras o simplemente con las verduras que ese momento tengas en la nevera. Yo he escogido un relleno de boniato, champiñones y espinacas con queso parmesano vegano porque me encanta la combinación de sabores y colores que tiene. Además, el parmesano vegano es muy fácil y rápido de preparar y lo puedes guardar en la nevera para utilizarlo después en muchos otros platos. En la receta te explico como se hace, verás que es realmente fácil y rápido.

Como estos creps los puedes guardar unos días en la nevera (con un golpe de calor en el horno o en una sartén quedan perfectos), te aconsejo que prepares más raciones de las que vayas a comer porque te solucionarán perfectamente una cena, una parte de la comida o un incluso un desayuno o merienda. Y como a ti y a los tuyos os van a gustar tanto, luego sino te faltarán….

RECETA

Creps de harina de garbanzo rellenos

Deliciosos creps rellenos de boniato, champiñones y espinacas.

Raciones: 4
Tiempo de preparación: 30 minutos

INGREDIENTES

Para los creps:

  • 100 gr. de harina de garbanzo
  • 250 ml de agua
  • Sal
  • Pimienta
  • Cúrcuma fresca
  • Semillas de amapola (opcional)

Para el relleno:

  • 1 boniato
  • 1/2 puerro
  • 2 manojos de espinacas
  • 100 gr. champiñones
  • Queso parmesano vegano (opcional)
  • Sal
PREPARACIÓN
  1. Empezar preparando el relleno. Para ello pelar el boniato, cortarlo en trozos y ponerlo a hervir con dos dedos de agua en una olla con una pizca de sal.
  2. Entretanto, poner a hervir las espinacas con una pizca de sal. Hervir de 3 a 5 minutos. Colar y reservar.
  3. Saltear durante un par de minutos el puerro cortado en trozos pequeños con una pizca de sal. Añadir los champiñones y saltear con un poco más de sal hasta que estén tiernos. Añadir las espinacas y remover para que los sabores se mezclen. Rectificar la sal y añadir pimienta si se desea.
  4. Cuando el boniato esté listo (al cabo de 10-15 minutos), chafar con un tenedor (se tendrá que haber consumido prácticamente toda el agua de la cocción, sino retirarla), añadir un chorrito de aceite de sésamo y un poco nuez moscada. La textura debe quedar como la de un puré espeso. Reservar
  5. Preparar los creps. Para ello, mezclar la harina de garbanzo con el agua hasta obtener una pasta homogénea y ligeramente cremosa. Añadir una pizca de sal, un poco de cúrcuma rallada y un poco de pimienta.
  6. Calentar una sartén con unas gotas de aceite de oliva. Cuando el aceite esté bien caliente añadir un cucharón de la pasta y antes de que haya cuajado (tarda apenas un minuto) añadir un puñado de semillas de amapola. Girar el crep con la ayuda de una espátula y cocinar un minuto más ese lado. Retirar.
  7. Repetir la operación indicada en el punto 6 con cada crep.
  8. Rellenar la mitad de cada crep con el relleno reservado, empezando con una capa de puré de boniato y añadiendo luego encima una capa de la mezcla de espinacas y champiñones.
  9. Añadir finalmente sobre el relleno de cada crep una cucharada de parmesano vegano. Cerrar los creps y servir.
NOTAS

El parmesano vegano se prepara triturando 1 taza de anacardos con 4 cucharadas de levadura nutricional, 1 cucharadita de ajo en polvo, una cucharadita de sal y 1/2 cucharadita de nuez moscada. Las cantidades las puedes ajustar a tus gustos, como también añadir otros condimentos.

Te recomiendo no hacer los creps demasiado gruesos para que no resulten excesivamente densos.

¿TE HA GUSTADO ESTA RECETA?

Suscríbete a TEDEKOKO y recibe periódicamente recetas, consejos sobre nutrición, las fechas de mis próximas actividades y mucho más


La finalidad de este formulario es poder enviarte más información, contenidos y recursos relacionados con la alimentación y el estilo de vida saludable, incluyendo talleres, cursos y/o cualquier otra actividad que pueda realizar. La base de legitimación es tu consentimiento, debes saber que los datos que nos facilitas serán almacenados en Mailchimp, ubicada en EEUU y acogida el EU Privacy Shield y el responsable de su tratamiento es Elena Molina López. Consulta mi política de privacidad para conocer más información, así como tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y objeción.

Imprimir
No hay comentarios

Enviar un comentario

Uso de cookies

Bienvenido/a, estás en TEDEKOKO. Esta página web utiliza cookies para que tu visita sea perfecta. Si continúas navegando estarás dando tu consentimiento al uso de dichas cookies. Consulta aquí nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies