CREPS SIN GLUTEN TEDEKOKO

Creps sin gluten con especias

No conozco a nadie que no le gusten los creps. Yo los comía de pequeña ¡y me encantaban! Mi madre y yo los hacíamos muchas tardes de domingo en invierno y luego los comíamos con miel. Y los que sobraban -porque hacíamos una montaña- los comíamos al día siguiente para desayunar o incluso para merendar ¡Como me gustaban!

La receta de los creps de mi infancia era una receta de familia que, en los tiempos de mis abuelos, se hacía con los ingredientes que se producían en la granja donde vívian, situada en una pequeña aldea de Galicia. Leche, harina de trigo y huevo, así de simple. Esos creps eran las tradicionales “filloas” que, originariamente, en la época de la matanza del cerdo, llevaban también un poco de sangre de cerdo y por esa razón eran de color marrón oscuro (no os quiero contar como me sentí cuando lo descubrí…).

Hoy en día ni los alimentos vienen directamente de la granja, sin haber sido antes procesados, ni nuestras necesidades energéticas son las mismas, pero existen opciones como ésta que aquí os enseño, para seguir disfrutando del placer de comerte para desayunar unos deliciosos creps que, además, son sanos y nutritivos…y más cuando se comparten.

Aquí os dejo la receta.

RECETA

Creps sin gluten con especias

Creps saludables para un desayuno especial, deliciosos y muy fáciles de preparar.

Raciones: alrededor de 8 (si son pequeñas)
Tiempo de preparación: 20 minutos

INGREDIENTES
  • ¾ taza de harina de trigo sarraceno.
  • ¼ taza de harina de coco
  • 1 taza de leche vegetal sin gluten (avena, almendras o arroz)
  • 1 cucharada de sirope de agave o arroz
  • ½ cucharadita de levadura en polvo
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • Una pizca de sal
  • Especias al gusto (canela, jengibre seco, clavo, nuez moscada..)
PREPARACIÓN
  1. Poner todos los ingredientes en un bol o en el procesador y batirlos hasta conseguir una pasta homogénea. Dejar reposar la mezcla durante 10 minutos.
  2. Calentar una sartén antiadherente con unas gotitas de aceite de oliva.
  3. Cuando el aceite esté bien caliente (pero sin que humee), echar algo más de medio cucharón de la pasta y dejar que cuaje por un lado antes de darle la vuelta para que se cueza por el otro (se cocinan muy rápido, con un minuto por cada lado es suficiente).
  4. Repetir el paso 3 hasta utilizar toda la pasta. También se puede guardar parte de la pasta sin hacer en la nevera un par de días.
  5. Servir con compota de frutas, frutas frescas, mermelada, etc. Los creps de la foto los preparé con una compota casera de plátano y orejones y con una crema de castañas.
NOTAS

La harina de coco es muy nutritiva pero si no tienes o te resulta muy difícil conseguirla puedes utilizar únicamente harina de trigo sarraceno.

¿TE HA GUSTADO ESTA RECETA?

Suscríbete a TEDEKOKO y recibe periódicamente recetas, consejos sobre nutrición, las fechas de mis próximas actividades y mucho más


La finalidad de este formulario es poder enviarte más información, contenidos y recursos relacionados con la alimentación y el estilo de vida saludable, incluyendo talleres, cursos y/o cualquier otra actividad que pueda realizar. La base de legitimación es tu consentimiento, debes saber que los datos que nos facilitas serán almacenados en Mailchimp, ubicada en EEUU y acogida el EU Privacy Shield y el responsable de su tratamiento es Elena Molina López. Consulta mi política de privacidad para conocer más información, así como tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y objeción.

Imprimir
No hay comentarios

Enviar un comentario

Uso de cookies

Bienvenido/a, estás en TEDEKOKO. Esta página web utiliza cookies para que tu visita sea perfecta. Si continúas navegando estarás dando tu consentimiento al uso de dichas cookies. Consulta aquí nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies