Cuajada de matcha con crema de algarroba

Mucha gente me comenta que no se atreve con la repostería, que la repostería no le atrae o que no puede porque engorda. En realidad, la repostería no tiene que ser complicada, tampoco tiene que ser empalagosa y cuando se consume ocasionalmente no tiene porqué influir en el peso. Dice el dicho “a nadie le amarga un dulce” y yo creo firmemente que es verdad. Según la medicina tradicional china, el dulce es el sabor del estómago y éste se sitúa en el centro de los 5 elementos porque influye en todos los demás, incluido el fuego al que está asociado el corazón, órgano del amor. La cuestión entonces no es si comemos dulces sino qué tipo de dulces, cuántos y cómo los comemos. Igual no amargan pero tampoco sientan bien…

La repostería que yo propongo es sencilla, saludable cuando se toma con moderación (como todo en esta vida!) y apta para todos los gustos, porque combina y armoniza todos los sabores, no solo el dulce, y para todos los públicos porque gusta tanto a adultos como niños.

Y este postre es un buen ejemplo. Quise hacer un postre con té matcha que tuviera la textura de una cuajada, un postre que me encanta pero que no comía desde hacía años porque no me sentaba bien la leche. Con la leche de coco y el agar agar conseguí una textura parecida y el té matcha, que está lleno de antioxidantes, le da un toque muy especial. Y para darle contraste de sabor, textura y color faltaba una crema de algarroba con un fruta que me apasiona, los higos, y virutas de chocolate negro ¿No me dirás que no tienta a cualquiera?

Además la cuajada y la crema son muy digestivas, por lo que las pueden comer personas delicadas del estómago (para ellas sería mejor reducir la cantidad de algarroba) y para los niños.

La cuajada de matcha y la crema de algarroba puedes combinarlas o también comerlas por separado. Esta última con frutas, con galletas, con crepes, como cobertura de bizcochos….está deliciosa!! Te animo a experimentar con esta receta. Si lo haces, no dejes de contármelo!

RECETA

Cuajada de matcha con crema de algarroba

Un postre suave pero muy sabroso que gusta a adultos y pequeños

Raciones: 4
Tiempo de preparación: 5 (cuajada)+5 (crema)+2 (decoración) minutos

INGREDIENTES

Para la cuajada:

  • 1 bote de leche de coco
  • 3 cucharadas de melaza de arroz
  • 2 gramos de agar agar en polvo (aproximadamente una cucharadita)
  • 1 cucharadita de extracto de té matcha
  • 1 semilla de cardomomo

Para la crema de algarroba:

  • 1 vaso de leche vegetal (arroz, avena, etc.)
  • 1 cucharada de harina de algarroba
  • 1 cucharada de kuzu
  • 1 cucharada de sirope de agave
  • Una pizca de ralladura de naranja
  • Una pizca de canela

PREPARACIÓN

  1. Empieza preparando la cuajada. Para ello pon 3/4 de leche de coco en una olla a fuego bajo y añade las semillas de cardomomo previamente machadas en mortero. Cuando esté caliente (pero no hirviendo), añade la melaza y da unas vueltas para que se integre.
  2. En la leche de coco que ha quedado reservada (1/4), disuelve el agar agar y añádelo a la olla. Cocina durante al menos 5 minutos a fuego medio/bajo.
  3. Vierte la mezcla en vasitos pequeños, hasta la mitad aproximadamente. Introdúcelos en la nevera para que cuajen más rápido.
  4. Pasamos ahora a la crema de algarroba. Vierte 3/4 de la leche en una olla y pon a fuego bajo. Cuando esté caliente, disuelve la harina de algarroba y añade el sirope de agave.
  5. En la leche restante (1/4) disuelve el kuzu y añáde la mezcla a la olla. Dale vueltas, enseguida empezará a espesar. Cocina durante algunos minutos más hasta que tenga una consistencia cremosa. Añade por último un poco de ralladura de naranja y una pizca de canela en polvo (ojo, muy poco de ambas cosas que si no amargarán la crema)
  6. Sirve la crema encima de las cuajadas de matcha (en unos 20 minutos deberían estar cuajadas)
  7. Decora por último a tu gusto. Puedes poner frutos rojos, higos, coco rallado, virutas de chocolate negro para dar contraste de sabor, textura y color.
NOTAS

Si eres amante del cacao, puedes reemplazar una parte de la harina de algarroba por cacao puro.

¿TE HA GUSTADO ESTA RECETA?

Suscríbete a TEDEKOKO y recibe periódicamente recetas, consejos sobre nutrición, las fechas de mis próximas actividades y mucho más


La finalidad de este formulario es poder enviarte más información, contenidos y recursos relacionados con la alimentación y el estilo de vida saludable, incluyendo talleres, cursos y/o cualquier otra actividad que pueda realizar. La base de legitimación es tu consentimiento, debes saber que los datos que nos facilitas serán almacenados en Mailchimp, ubicada en EEUU y acogida el EU Privacy Shield y el responsable de su tratamiento es Elena Molina López. Consulta mi política de privacidad para conocer más información, así como tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y objeción.

Imprimir
No hay comentarios

Enviar un comentario

Uso de cookies

Bienvenido/a, estás en TEDEKOKO. Esta página web utiliza cookies para que tu visita sea perfecta. Si continúas navegando estarás dando tu consentimiento al uso de dichas cookies. Consulta aquí nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies