Pastel de lentejas rojas

Los pasteles de legumbres son una fantástica opción si no comes proteína animal y, aunque la comas, son una fuente de proteínas muy interesante (y económica!). Además, por tu textura, resulta tan saciante como la proteína animal, un aspecto muy importante a tener en cuenta en dietas veganas o vegetarianas.

Este pastel es muy fácil de hacer y está delicioso. Está hecho a base de lenteja roja, una legumbre que yo siempre tengo en mi despensa por lo rápido que cuece y por las posibilidades que tiene en la cocina: sirve para enriquecer cremas de verduras, preparar dips y salsas, hacer pasteles, croquetas, etc.

Como todas las lentejas, las lentejas rojas tienen grandes valores nutricionales, entre los cuales destacan su gran aporte de hierro, zinc, selenio, hidratos de carbono, proteínas, vitaminas B1 o tiamina, etc. Además son una fuente de fósforo, manganeso y ácido fólico. Ahora bien, las lentejas rojas se diferencian de de otro tipo de lentejas, como la pardina por ejemplo, a la que se parecen por forma y tamaño, en que están desprovistas de la piel u hollejo, por eso, además de cocer más rápido (y no necesitar remojo), son muy digestivas, especialmente para las personas a las que las legumbres les producen gases (problemas que provienen principalmente de la inflamación de los intestinos debido a la ingesta de un exceso de productos procesados y/o de proteína animal).

Este pastel también lleva un poco de tamari (un fermento que nunca falta en mi cocina para aderezar los platos), chía (semilla de gran valor nutricional que, hidratada, tiene una textura similar al huevo) y harina de coco (una harina excepcional por sus nutrientes y muy útil en la cocina porque absorbe más la humedad que otro tipo de harinas y tiene un sabor neutro).

Si pruebas este sencillo pastel te encantará, a ti y a todo tu familia. Y te aconsejo que no prepares solo la ración que vas a consumir, sino que prepares más, porque frío está delicioso!! De hecho, para llevar de picnic o en tupper al trabajo es ideal, aunque también lo es para una cena “cool” con alguna salsa ligeramente ácida,como una mermelada de tomate o una crema de vinagre de módena (un día es un día!).

RECETA

Pastel de lentejas rojas

Delicioso pastel de legumbre. De sabor suave pero muy nutritivo. Ideal para llevar de picnic.

Raciones: 4
Tiempo de preparación: 20+45 minutos

INGREDIENTES
  • 1 bol de lentejas rojas
  • 1 cebolla
  • 1 o 2 cucharadas de tamari, según el gusto
  • 1 cucharadita de semillas de comino
  • Hierbas al gusto: tomillo, hierbas de provenza, etc.
  • 1 cucharada de semillas de chía
  • 3 cucharadas de agua
  • 2 cucharadas de harina de coco (o más según lo necesite)
  • Opcional: semillas de amapola
PREPARACIÓN
  1. Precalentar el horno a 180 ºC.
  2. Poner las semillas de chía en 3 cucharadas de agua y dejar reposar para que se hidrate.
  3. Cocer las lentejas rojas con un trocito de alga kombu en 2 medidas de agua por 1 medida de lentejas. Para ello, ponerlas en la olla y cuando coja el hervor, bajar el fuego al mínimo y tapar. Cocer durante aproximadamente 20 minutos.
  4. Entretanto, saltear la cebolla cortada en cuadraditos  en una pizca de sal y dejar pochar a fuego lento 15 o 20 minutos, hasta que esté bien melosa (sin que se haya tostado). Añadir cuando estén prácticamente hechas las semillas de comino.
  5. Cuando las lentejas estén cocidas (si no se hubiera evaporado el agua, déjalas cocer un poco más a fuego vivo sin tapa), mézclalas con la cebolla pochada, las hierbas y una cucharada (o algo más si te gusta más salado) de tamari.
  6. Añade la chia hidratada y después la harina de coco hasta conseguir una textura bastante espesa.
  7. Enharina un molde para el horno con aceite y un poco de harina y vierte en él la masa del pastel, aplanando la superficie con una espátula
  8. Esparce por encima unas semillas de amapola (eso le dará una textura crujiente) e introdúcelo en el horno (con calor arriba y abajo). Cuece el pastel durante 20 o 30 minutos. Cuando esté dorado por los extremos y se haya despegado ligeramente del molde, estará listo.
NOTAS

Las semillas de chía se puede utilizar directamente una vez hidratadas o se pueden triturar para conseguir una textura más espesa y pegajosa, más similar al huevo.

Si no tienes harina de coco, puedes utilizar harina de arroz. Puedes incluso mezclarlas.

¿TE HA GUSTADO ESTA RECETA?

Suscríbete a TEDEKOKO y recibe periódicamente recetas, consejos sobre nutrición, las fechas de mis próximas actividades y mucho más


La finalidad de este formulario es poder enviarte más información, contenidos y recursos relacionados con la alimentación y el estilo de vida saludable, incluyendo talleres, cursos y/o cualquier otra actividad que pueda realizar. La base de legitimación es tu consentimiento, debes saber que los datos que nos facilitas serán almacenados en Mailchimp, ubicada en EEUU y acogida el EU Privacy Shield y el responsable de su tratamiento es Elena Molina López. Consulta mi política de privacidad para conocer más información, así como tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y objeción.

Imprimir
No hay comentarios

Enviar un comentario

Uso de cookies

Bienvenido/a, estás en TEDEKOKO. Esta página web utiliza cookies para que tu visita sea perfecta. Si continúas navegando estarás dando tu consentimiento al uso de dichas cookies. Consulta aquí nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies