Paté de chirivía y romero

A media mañana es importante comer algo para no llegar a la hora de la comida desmayados de hambre y sin energía. Los patés de verduras dulces son una excelente opción para tomar un alimento muy saludable, poco calórico, muy digestivo y muy agradable al paladar. Tómalos, por ejemplo, con unas tortitas de arroz o maiz hinchado y tendrás un snack perfecto a media mañana, sobretodo si necesitas vigilar el peso o estás haciendo una dieta para perder peso.

De las propiedades de la chirivía yo os hablé en mi receta de crema de chirivía e hinojo. En nuestra cocina tradicional, la chirivía ha sido una verdura injustamente condenada a ser solo hervida en el caldo (forma en la que pierde todo el sabor, el dulzor y las propiedades nutricionales), sin reconocerle el exquisito sabor que tiene cuando la cueces al horno o en la sartén con un poquito de aceite. En este caso os presento una receta en la que la chirivía se cocina con cebolla, lo que realza su sabor dulce, y luego se le añade romero, un tesoro de la cocina mediterránea.

El término “romero” deriva del latín “ros marinus”, que significa “rocío del mar”. Aunque podría escribiros un libro entero de las virtudes del romero, una de las mas destacadas es la de ser antirreumático. Además, nos ayuda a subir el tono general y la vitalidad, es diurético y analgésico. También es antiséptico, por eso va tan bien en casos de infecciones, y un potente digestivo que ayuda a las funciones estomacales, biliares y hepáticas. Ahora entendéis porqué el romero nunca falta en mi cocina y en mi botiquín.

Esta receta es sumamente sencilla y a la vez deliciosa, sobretodo para las personas que se empiezan a introducir en la cocina natural y energética. ¡Os animo a probarla!

RECETA

Paté de chirivía y romero

Un snack perfecto a media mañana o un acompañamiento delicioso.

Raciones: 4
Tiempo de preparación: 40 minutos

INGREDIENTES
  • 3 chirivías
  • 2 cebollas
  • Aceite de oliva (virgen extra)
  • Romero
  • Laurel
  • Sal
  • Leche vegetal (opcional)
PREPARACIÓN
  1. Pela y corta las cebollas en forma de plumas. Pela y corta las chirivías en rodajas.
  2. Saltea en una olla la cebolla con un hilillo de aceite de oliva y una pizca de sal. Cocina durante 10 o 15 minutos, hasta que cebolla esté tierna. Añade unas gotas de agua si hiciera falta.
  3. Añade las chirivías y una pizca de sal. Da unas vueltas para que las chirivías empiecen a sudar.
  4. Añade un fondo de agua (muy poco, solo para que las chirivías puedan cocer en la olla), una hoja de laurel y romero seco al gusto.
  5. Tapa la olla y deja cocer al menos 30 minutos a fuego bajo hasta que las chirivías con las cebollas estén muy tiernas y apenas quede líquido.
  6. Tritura hasta conseguir una pasta homogénea (tiene que quedar bastante espesa). Si quedara muy seco puedes añadir un poco de alguna leche vegetal.
  7. Deja que se enfríe y a disfrutar de este delicioso paté!
NOTAS

Si estás siguiendo una dieta para perder peso, si añades leche, que sea de arroz, mijo o quinoa, nunca de avena, almendra o avellana y tampoco de soja.

Este paté lo puedes guardar perfectamente 2 o 3 días en la nevera.

¿TE HA GUSTADO ESTA RECETA?

Suscríbete a TEDEKOKO y recibe periódicamente recetas, consejos sobre nutrición, las fechas de mis próximas actividades y mucho más


La finalidad de este formulario es poder enviarte más información, contenidos y recursos relacionados con la alimentación y el estilo de vida saludable, incluyendo talleres, cursos y/o cualquier otra actividad que pueda realizar. La base de legitimación es tu consentimiento, debes saber que los datos que nos facilitas serán almacenados en Mailchimp, ubicada en EEUU y acogida el EU Privacy Shield y el responsable de su tratamiento es Elena Molina López. Consulta mi política de privacidad para conocer más información, así como tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y objeción.

Imprimir
2 Comments
  • Sinhorizontes

    14 febrero, 2017 at 2:49 pm Responder

    Me guardo la receta me ha parecido muy interesante. Si que la había hecho en crema pero nunca en paté. Siempre aprendiendo. ??

    • ElenaTDK

      14 febrero, 2017 at 2:57 pm Responder

      Gracias por tu comentario,espero que te guste! Las verduras dulces son ideales para hacer paté, no solo por la textura cremosa que se consigue, al no tener mucha agua, sino también por el dulzor natural que tienen. Si quieres un sabor más potente, le puedes poner unas olivas negras por encima, unas algas, unos frutos secos tostados, etc. Ya me contarás!

Enviar un comentario

Uso de cookies

Bienvenido/a, estás en TEDEKOKO. Esta página web utiliza cookies para que tu visita sea perfecta. Si continúas navegando estarás dando tu consentimiento al uso de dichas cookies. Consulta aquí nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies