Porridge con frutas Tedekoko

Porridge con frutas de otoño

Los “porridge” son mi desayuno favorito por múltiples razones: porque es lo que mejor me sienta por la mañana, porque tienes infinitas versiones (en función de la época, de los gustos o de lo que tengas a mano),  porque es algo que puedes preparar estés donde estés, incluso te lo puedes preparar para llevar y porque te da energía para toda la mañana.

Este desayuno de origen británico está de moda, pero lo cierto es que es un plato muy antiguo. Se dice que su origen se remonta en realidad a la época de los celtas, cuando los métodos de conservación eran muy precarios y el porridge resultaba muy cómodo, ya que podía podía conservarse durante varios días. Su elaboración era muy sencilla: consistía en hervir copos de avena en agua y sal. Se removía con la mano derecha y en el sentido de las agujas del reloj porque la tradición cuenta que así se alejan los malos espíritus para todo el día. A esta especie de papilla se le puede añadir fruta, frutas y frutos secos, semillas, miel y otro endulzante, etc. De hecho, el porridge lo acepta todo, sólo depende del gusto y de las calorías que queramos ingerir.

El porridge se puede preparar con otros cereales diferentes de la avena como el trigo sarraceno, la quinoa o el arroz, como yo hago. Voy alternando en función de lo que me va mejor y de lo que tengo en mi nevera y en mi despensa en cada momento. Éste que aquí os dejo lo preparé a principios de otoño y estaba francamente delicioso.

Si os sumáis a la moda del porridge ya me contaréis como os va.  Aquí os dejo otras fotos de porridge para que os inspiren.

RECETA

Porridge con frutas de otoño

Una de las mil versiones que puede tener un porridge muy recomendable para el otoño.

Raciones: 1
Tiempo de preparación: 10 minutos

INGREDIENTES
  • 1 chirimoya
  • 4 castañas cocidas
  • ½ taza de trigo sarraceno cocido
  • 1 cucharada de coco rallado
  • 2 cucharadas de chia hidratada
  • 1 cucharada de granos de granada
  • Leche de arroz
  • Sal
  • Canela en polvo
PREPARACIÓN
  1. Pelar la chirimoya y cortarla en trocitos. Poner al fuego con un dedo de agua y una pizca de sal. Ir retirando las semillas a medida que se vaya calentando (las semillas se irás desprendiendo solas). Cocinar durante 5 o 10 minutos a fuego bajo y con la tapa.
  2. Cuando la chirimoya esté cremosa, añadir las castañas cocidas y chafarlas con un tenedor para que se mezclen los dos ingredientes.
  3. Añadir la chía hidratada, el coco, el trigo sarraceno y un chorrito de leche de arroz y cocinar durante un par de minutos.
  4. Si fuera necesario, añadir un poco más de leche de arroz y cocinar un par de minutos más hasta que tenga una textura bien cremosa.
  5. Añadir un poco de canela y unos granitos de granada por encima.
NOTAS

Podéis sustituir la chirimoya por manzana o pera y el trigo sarraceno por cualquier otro cereal integral, como mijo, avena, quinoa o arroz. En vez de leche de arroz, se puede utilizar de almendra o avena.

¿TE HA GUSTADO ESTA RECETA?

Suscríbete a TEDEKOKO y recibe periódicamente recetas, consejos sobre nutrición, las fechas de mis próximas actividades y mucho más


La finalidad de este formulario es poder enviarte más información, contenidos y recursos relacionados con la alimentación y el estilo de vida saludable, incluyendo talleres, cursos y/o cualquier otra actividad que pueda realizar. La base de legitimación es tu consentimiento, debes saber que los datos que nos facilitas serán almacenados en Mailchimp, ubicada en EEUU y acogida el EU Privacy Shield y el responsable de su tratamiento es Elena Molina López. Consulta mi política de privacidad para conocer más información, así como tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y objeción.

Imprimir
No hay comentarios

Enviar un comentario

Uso de cookies

Bienvenido/a, estás en TEDEKOKO. Esta página web utiliza cookies para que tu visita sea perfecta. Si continúas navegando estarás dando tu consentimiento al uso de dichas cookies. Consulta aquí nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies