Tarta rápida de calabaza

¿Te gusta la repostería? A todos nos gusta comer dulces en mayor o menor grado porque los dulces son, en gran medida, “comida emocional”: nos reconfortan, nos relajan, nos dan chispa o nos transportan a la infancia. El sabor dulce es el primer sabor que identifican los bebés (es el sabor predominante de la leche materna) y, por eso, es el que más nos gusta de pequeños. De hecho, el sabor dulce, que corresponde en medicina tradicional china al elemento tierra, lo relacionamos con el amor de madre y por extensión, metafóricamente, con el amor de la madre tierra.

En realidad, no necesitamos comer dulces (en el sentido de postres y repostería) si ya comemos suficientes alimentos que tienen azúcares naturales, como es el caso de los cereales y las verduras de tierra como la calabaza, la zanahoria, el boniato, la cebolla o la remolacha, pero puede que “emocionalmente” a veces el cuerpo nos lo pida para cubrir una determinada carencia de afecto o amor (de o hacia los demás o hacia uno mismo). O puede también que el cuerpo nos lo pida por hábito. En cualquier caso, darnos un extra de amor con un poco de dulce (saludable) de vez en cuando no es malo. Y más si se hace en compañía de las personas que nos quieren: es decirse a uno mismo y a los demás “te quiero y te mimo”. Éste es un postre precisamente para eso.

Ya os he hablado en otros posts de la calabaza (por ejemplo, en la receta de crema de calabaza, boniato y lentejas rojas), un alimento excepcional que está siempre presente en mi dieta. Además de comerla como verdura, se puede comer como postre y no hace falta endulzarla demasiado porque la calabaza ya tiene una gran concentración de azúcares naturales (sobre todo si es de la variedad Moscada de Provenza, de la que ya os hablé en la receta de la compota de calabaza).

Este postre es ideal en verano y en días cálidos. No tanto en días fríos y en invierno porque se come frío y porque lleva leche de coco y agar agar, un gelificante natural procedente de una alga, ambos alimentos de naturaleza fría. En verano resulta refrescante y, como no lleva harinas, aunque es muy nutritivo, también ligero y digestivo.

Espero que lo pruebes y lo disfrutes. Si es así, no dejes de escribirme para contármelo!!

RECETA

Tarta rápida de calabaza

Un postre sano, rápido y delicioso ideal para verano y para los días cálidos de primavera y otoño.

Raciones: 6
Tiempo de preparación: 30 minutos

INGREDIENTES

Para la base

  • 7 dátiles medjool
  • 3/4 taza de harina de almendra
  • 3/4 taza de coco rallado

Para el relleno

  • 1 lata de leche de coco
  • 1/2 calabaza
  • 1 sobre de agar agar
  • 3 cucharadas de melaza de arroz
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • 2 clavos de olor
  • Una pizca de nuez moscada rallada
  • 1 pizca de sal marina
PREPARACIÓN
  1. Pela y corta en cuadrados grandes la calabaza. Cocínala al vapor durante 15 minutos o hasta que esté tierna y tritúrala. Tiene que salir al menos 1º taza de puré. Resérvala.
  2. Introduce todos los ingredientes de la base en un procesador de alimentos y tritura hasta conseguir una masa que se pueda trabajar con las manos. Sácala del procesador, trabájala un poco con las manos y presiona la mezcla en el fondo del molde que vayas a utilizar para el pastel (yo utilizo un molde desmontable de silicona de 18 cm). La base tiene que quedar lo más uniforme posible, así que utiliza una espátula para alisar si es necesario.
  3. Abre la lata de coco (previamente refrigerada) y extrae con una cuchara la parte sólida que queda por encima. Esa parte la metes en un vaso para la batidora y el líquido que queda debajo en una olla pequeña. Añade a esa olla el sobre de agar y agar y cocina durante 5 minutos dándole vueltas.
  4. Mezcla el puré de calabaza con las especias, la crema de coco que habías reservado y el endulzante. Tritura hasta obtener una mezcla homogénea. Añade por último el líquido de la leche de coco con la gelatina que ya está cocinado.
  5. Vierte la mezcla encima de la base que habías preparado y refrigera durante al menos 2 horas.
  6. Decora a tu gusto: puedes utilizar rodajas de naranja fresca, fresas u otros frutos rojos (frescos o liofilizados), piña, etc.
  7. A disfrutar en la mejor compañía!

NOTAS

En vez de agar agar en sobre puedes utilizar agar agar en copos, en cuyo caso el equivalente son 2 cucharadas soperas. Necesitará más tiempo de cocción (unos 15 minutos, hasta que el agar agar se vuelva transparente).

¿TE HA GUSTADO ESTA RECETA?

Suscríbete a TEDEKOKO y recibe periódicamente recetas, consejos sobre nutrición, las fechas de mis próximas actividades y mucho más


La finalidad de este formulario es poder enviarte más información, contenidos y recursos relacionados con la alimentación y el estilo de vida saludable, incluyendo talleres, cursos y/o cualquier otra actividad que pueda realizar. La base de legitimación es tu consentimiento, debes saber que los datos que nos facilitas serán almacenados en Mailchimp, ubicada en EEUU y acogida el EU Privacy Shield y el responsable de su tratamiento es Elena Molina López. Consulta mi política de privacidad para conocer más información, así como tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y objeción.

Imprimir
No hay comentarios

Enviar un comentario

Uso de cookies

Bienvenido/a, estás en TEDEKOKO. Esta página web utiliza cookies para que tu visita sea perfecta. Si continúas navegando estarás dando tu consentimiento al uso de dichas cookies. Consulta aquí nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies