Tartaletas raw de frambuesas

Desde pequeña me decían que no eran muy “dulce” porque no me gustaban los pasteles que por entonces podías comprar en las pastelerías: el típico brazo de gitano relleno de nata o crema, las tartas de cumpleaños rellenas de nata, trufa o yema tostada o la tarta sara cubierta de mantequilla. En cambio, me encantaban los bizcochos caseros y los dulces hechos en casa, sobretodo con frutas. Ahora me doy cuenta que, en realidad, de pequeña ya sentía el diferente efecto que tenía uno y otro tipo de alimento sobre mi cuerpo y mi energía.

Ahora me siguen encantado los dulces caseros y lo que hago es prepararlos con ingredientes naturales, sin gluten, sin lácteos y sin azúcar refinado. Estas tartaletas raw rellenas de crema pastelera vegana y frambuesas son un ejemplo de un bocado dulce extra saludable (si lo comes ocasionalmente, como cualquier dulce) y extrasabroso, apto para cualquier paladar, ya esté más acostumbrado a los sabores naturales o no. La base está hecha a base de almendras, dátiles, coco y cacao puro y el relleno a base de leche de almendra espesada con kuzu, endulzada con sirope de arroz y aromatizada con vainilla y cúrcuma para darle el color amarillento de la crema. Y sobre esta delicia se colocan simplemente unas frambuesas frescas ¿tentador no? Pues es super fácil y super rápido de preparar.

El kuzu, por si no lo conoces, es el almidón que se extrae de la raíz de una planta conocida científicamente con el nombre de Pueraria lobata. El kuzu es un ingrediente sumamente popular en Japón, donde es conocido por su textura delicada, por no contener gluten y por ser muy fácil de digerir. En la cocina se utiliza como espesante, de manera que una cucharadita de kuzu equivalente a dos cucharadas de harina de trigo o a una cucharada de harina de maíz. Por ello y porque es un almidón de mayor calidad que el de trigo o maiz, resulta ideal para postres. Además tiene numerosos beneficios para la salud: revitaliza el organismo, ayuda a alcalinizar la sangre, es un regulador intestinal y ayuda a reducir la fiebre y a mejorar los síntomas relacionados con afecciones respiratorias, entre otros muchos.

En definitiva, si no lo has hecho ya, incorpora el kuzu a tu despensa y pruébalo en deliciosas recetas como ésta que aquí te dejo.

RECETA

Tartaletas raw de frambuesas

Pequeñas tartas fáciles de preparar y deliciosas. Una dulce tentación…saludable.

Raciones: 6 tartaletas pequeñas
Tiempo de preparación: 10 minutos la base y 10 minutos el relleno

INGREDIENTES

Para la base:

  • 2/3 taza de almendras
  • 1/3 taza de coco rallado
  • 4 dátiles
  • 1 cucharadita de cacao en polvo
  • Chía hidratada (opcional)

Para el relleno:

  • 1 vaso de leche de almendra (u otra leche vegetal)
  • 2 cucharadas de kuzu
  • 2 cucharadas de sirope de arroz
  • Sal
  • 4 gotas de vainilla
  • Cúrcuma
  • 18 frambuesas frescas
PREPARACIÓN

De la base:

  1. Empezar preparando la base de las tartaletas. Para ello triturar en un procesador de alimentos o con una batidora potente las almendras con el coco y los dátiles.
  2. Pasar la pasta a un bol y añadir el cacao en polvo. Mezclar bien, primero con una cuchara y seguidamente con las manos. Trabajar un poco la masa hasta obtener un pasta homogénea. Si no ligara añadir unas semillas de chía hidratada (eso hidrataría la masa y la aglutinaría).
  3. Una vez lista la masa ir cogiendo porciones individuales, chafarlas un poco con los dedos e ir recubriendo la parte interior de los moldes, de manera que quede un hueco en el que posteriormente poder introducir la crema. La masa se puede trabajar muy bien, así que no es difícil.
  4. Una vez listas las bases de las tartaletas, introducir en el refrigerador. Conviene refrigerarlas al menos una hora para que la mase se compacte antes de introducir la crema caliente.

Del relleno: 

  1. Poner en un cazo la leche vegetal, reservando un vasito en el que se diluye el kuzu.
  2. Poner el cazo a hervir añadiendo una pizca de sal y el endulzante. Antes de que rompa el hervor añadir el vasito en el que se habrá diluido previamente el kuzu (usando un tenedor), añadir la vainilla, bajar el fuego al mínimo y cocinar hasta que espese (menos de 10 minutos).
  3. Cuando tenga la consistencia de una crema, apagar el fuego, añadir una pizca de cúrcuma (solo hasta que coja un color amarillento) y mezclar bien.
  4. Dejar reposar un par de minutos y echar en el hueco de cada tartaleta.
  5. Disponer sobre cada tartaleta unas frambuesas o cualquier otra fruta fresca.
NOTAS

Yo utilizo almendras con piel sin remojar para que la masa no quede excesivamente húmeda.

En vez de frambuesas se puede utilizar cualquier otra fruta fresca, como fresas, arándanos, moras, mango, kiwi, etc.

¿TE HA GUSTADO ESTA RECETA?

Suscríbete a TEDEKOKO y recibe periódicamente recetas, consejos sobre nutrición, las fechas de mis próximas actividades y mucho más


La finalidad de este formulario es poder enviarte más información, contenidos y recursos relacionados con la alimentación y el estilo de vida saludable, incluyendo talleres, cursos y/o cualquier otra actividad que pueda realizar. La base de legitimación es tu consentimiento, debes saber que los datos que nos facilitas serán almacenados en Mailchimp, ubicada en EEUU y acogida el EU Privacy Shield y el responsable de su tratamiento es Elena Molina López. Consulta mi política de privacidad para conocer más información, así como tus derechos de acceso, rectificación, cancelación y objeción.

Imprimir
No hay comentarios

Enviar un comentario

Uso de cookies

Bienvenido/a, estás en TEDEKOKO. Esta página web utiliza cookies para que tu visita sea perfecta. Si continúas navegando estarás dando tu consentimiento al uso de dichas cookies. Consulta aquí nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies